texas oncology more breakthroughs. more victories

Share:

 
 

Cáncer de Mama: Mejor Prevenir que Lamentar

Publication: El Nuevo Heraldo, Brownsville

    El cáncer de mama afecta a todos, y aunque a una persona - sea hombre o mujer - no se le diagnostique en particular, ésta sí conoce de casos de familiares, amigos o gente cercana que lo padece.
       Y aunque la incidencia de casos ha disminuido en el país, la Sociedad Americana de Cáncer estima que 226 mil 870 nuevos casos de cáncer invasivo de mama ocurrirán este año y 40 mil mujeres morirán por esta enfermedad.
       El Dr. Alvaro Restrepo, reconocido oncólogo de Texas Oncology en McAllen, dijo a El Nuevo Heraldo que en el país la incidencia de cáncer de mama estaba bajando.
       “Ha ido disminuyendo, esto es, porque las mujeres se están diagnosticando más temprano y la población está haciendo ciertos cambios en los hábitos normales como es la reducción en el consumo de tabaco y de alcohol”, dijo el Dr. Restrepo.
       Argumentó que lo más importante para el cáncer de mama es que se estaba reduciendo también el consumo de hormonas después de la menopausia.
       “Esto ha hecho que disminuya significativamente, y también se están haciendo estudios genéticos en familias que están en riesgo de padecerlo y que tienen mutaciones de ciertos genes, y en esas familias se puede usar medicina que prevenga el cáncer de pecho como es el uso del tamoxifeno, o raloxifene que pueden bajar la incidencia de cáncer de pecho hasta en un 50 por ciento”, explico Restrepo.
       Señaló que en el Valle del Río Grande en general, la incidencia de esta enfermedad también ha reflejado una tendencia a disminuir y como consecuencia, también la mortalidad ha bajado en el país.

       El Dr. Restrepo estimó que para este 2012 de acuerdo con el Registro de Cáncer de Texas (Texas Cancer Registry) habrá 558 nuevos casos de cáncer de mama en los condados Cameron e Hidalgo combinados, con una expectativa de 108 muertes.
       El cáncer de mama es todavía el cáncer más común en las mujeres y es la segunda enfermedad mortal, la primera es el cáncer de hígado.
       Manifestó que los cuidados comprensivos de cáncer están disponibles en McAllen, a través de RGV at Texas Oncology.
       En la institución médica la demora en atender a una persona que ya es diagnosticada con cáncer de mama varía si al momento de solicitar la atención cuenta con toda la información que se requiere.
       “Aquí se le atiende desde su primera visita, y dependiendo también de las cosas que se necesiten hacer para evaluar el caso antes de darle un tratamiento, porque todos los casos son diferentes ya que son enfermedades muy complejas”, dijo Restrepo, quien informó que en este centro eran bienvenidos la mayoría de los seguros médicos.

Edad promedio de diagnostic

       La edad promedio cuando a una mujer se le diagnostica cáncer de mama es a los 60 años de edad, de acuerdo al Dr. Restrepo.
       “El 95 por ciento de estos casos se diagnostican por encima de los 45 años de edad, y hay casos más tempranos como a los 25 años de edad, pero estas personas son quienes tienen factores de riesgo o algunas mutaciones de genes”, dijo. “Pero es raro porque menos del 5 por ciento se diagnostican en personas por debajo de los 40 años”

Los estudios

       La mamografía, de acuerdo al Dr. Restrepo, sigue siendo recomendada realizarla a partir de los 40 años de edad.
       “Desde mi punto de vista oncológico y asociado a otros especialistas como ginecólogos, radiólogos, yo recomiendo la mamografía a partir de los 40 años de edad. Aunque cada caso hay que tomarlo de manera aislada”, dijo.
       Aunque también mencionó que esto es algo controversial ya que a la población hoy en día se le recomienda a partir de los 50 años de edad.
       “La mamografía sigue siendo útil y puede salvar muchas vidas empezando desde los 40 años de edad”, exclamó.
       También recomendó el auto examen a partir de los 18 años de edad, el cual se podía realizar una semana después de la menstruación y realizarla cada mes para detectar lesiones tempranas.

Tratamientos avanzados

       “Lo mas avanzado desde el punto de vista de diagnóstico es que ahora hay una mamografía digital y ultrasonidos que pueden detectar las células pequeñas, y también el uso de la resonancia magnética para detectar tumores muy pequeños”, recomendó el galeno.
       En cuanto al tratamiento, los avances que ha habido en la última década, dijo, eran gracias al taxano, conjunto de medicamentos antineoplásicos que impiden el crecimiento celular al impedir la división de las células.
       “También hay otras drogas de la familia del tamoxifen, y en sí la combinación de estos tratamientos ha hecho que mejore la sobre vida tanto de personas que tienen enfermedad metastásicas como también después del diagnóstico les ayudan a prevenir que vuelvan y eso ha aumentado también el pronóstico de vida”, consideró.
       El Dr. Restrepo informó que Texas Oncology en McAllen participa de tratamientos clínicos innovadores desde la Fase I hasta la Fase IV a través de la Investigación Oncológica de Estados Unidos, la cual ha ayudado a desarrollar 43 terapias de cáncer aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).
       “Aquí se hacen estudios con colaboración de muchos otros centros en el país, hay unos 15 estudios abiertos para tratar de buscar mejores tratamientos, y esto se hace en todo el estado y también en todo el país en colaboración con un grupo muy grande dedicado a la investigación de cáncer de pecho”, dijo.
       De igual forma, el Dr. Restrepo recomendó a cualquier mujer con cáncer de mama consultar con médicos oncológicos para determinar las necesidades específicas de su tratamiento.
       El médico envió un mensaje a las mujeres del Valle diciendo que lo más importante era estar conciente de que este era un problema que le podía suceder a cualquier mujer.
       “Siempre hay una mamá, a tía, hija, sobrina, amiga, abuelita o conocidas que tienen esta enfermedad, pero la clave es si se diagnostica a tiempo la oportunidad de curación sube a un 89 por ciento”, expresó.
       Mencionó en sí que un cáncer temprano no tenía por qué haber ningún problema, sin embargo, si se trataba de una enfermedad ya avanzada que tenga metástasis y no era diagnosticada a tiempo la oportunidad de vida era muy baja.

 

 This story originally appeared in El Nuevo Heraldo. To view this story, please click here.

Related Physicians

Related Cancer Centers